Nota: todos los viajes están sujetos a cambios frecuentes en las restricciones gubernamentales. Consulta los avisos federales, estatales y locales antes de reservar.

La mejor forma de conocer más sobre tus orígenes es con una visita al sitio que vio nacer a tus papás y a tus abuelos o por lo menos darle una visita a un barrio o parte de la ciudad que celebre esa cultura. Por suerte para las 60 millones de personas de origen hispano y latinoamericano que ahora viven en los Estados Unidos, hay varios lugares donde se puede disfrutar la esencia de esta cultura. Siendo parte de la primera generación de mi familia viviendo en los Estados Unidos y como mamá de una familia latina, comprendo la importancia de conocer la cultura de las generaciones arriba de la mía y compartirla con mi hijo. Por eso soy de la idea de que las familias deben hacer todo lo posible por entrar en contacto con su herencia cultural, en especial a través de los viajes (con las medidas respectivas contra el coronavirus, desde luego). ¿Quieres ponerte en contacto con tu lado latino de una forma más profunda? Ya sea durante el Mes Nacional de la Herencia Hispana o en una fecha más a futuro, recopilamos una lista de lugares y atracciones que ayudarán tu aventura.

Te puede interesar: 5 actividades imprescindibles en la Ciudad de México que nunca olvidarás
(artículo en inglés)

Cultura mexicana en Houston

Work seen at Casa Ramirez | Flickr CC: Adrian Gonzales

La ciudad más grande de Texas se enorgullece de su identidad y eso incluye su lado mexicano. Empieza el día con los sabores dulces del legendario El Bolillo Bakery. Después, ve a East End District hasta llegar a The Esplanade, en Návigation Boulevard, una calle peatonal perfecta para dar un paseo. Sus paradas más destacadas son Guadalupe Plaza Park, una zona ideal para niños con una fuente histórica, un área de chapoteo y vegetación; Talento Bilingue de Houston, un centro artístico con enfoque latino; y The Original Ninfa’s, donde se dice que “Mamá Laurenzo” introdujo la euforia por las fajitas. Al terminar de comer, continúa hacia el Art District, donde hay murales como los del proyecto Art Alley at Sawyer Yards, con contribuciones de talentos mexicano-estadounidenses y texanos. Y para combatir el calor de Houston, prueba los raspados de Tampico Refresqueria, con varias ubicaciones en la ciudad. Continúa hacia Casa Ramírez, una galería de arte folclórico en el cual se muestra el trabajo de artistas latinos. Hay a la venta artículos hechos a mano, cerámicas y libros. Los restaurantes tex-mex de Houston son excelentes. Prueba la comida en Picos, propiedad del chef mexicano Arnaldo Richards, al igual que Tacos Tierra Caliente, un food truck famoso.

Reserva aquí tu hotel en Houston.

 

La cultura nuyorriqueña en Nueva York

Los llamados “nuyorriqueños” (neoyorquinos-puertorriqueños) son una de las comunidades latinas más grandes de la ciudad y su presencia es muy notoria. Para empezar, visita The Clemente, un centro cultural para puertorriqueños y la comunidad latina en general donde se llevan a cabo exhibiciones, presentaciones y eventos todo el año. Después, ve al Museo del Barrio, el lugar del arte latino por excelencia, con exposiciones permanentes y temporales, lecturas de cuentos, y otras actividades para niños y familias. Si te da hambre, hay muchos lugares que sirven arroz con gandules, pernil asado y otras delicias de Puerto Rico. Prueba la comida en el Restaurante Casa Adela, o si prefieres un sitio con entretenimiento en vivo, puedes ir a La Fonda. Y si de entretenimiento se trata, Nuyorican Poets Cafe debe estar en tu lista. Abierto desde 1973, este sitio ha sido un punto de reunión para los nuyorriqueños y otras personas, con micrófono abierto, críticas poéticas, talleres y más (importante: la cafetería está actualmente cerrada por la pandemia y los eventos son por ahora en línea). Finalmente, haz una parada en Casa Latina Music Shop para que compartas un momento en familia, en un entorno que rinde homenaje a tus artistas puertorriqueños y latinos preferidos. Aquí encontrarás grabaciones, discos compactos, instrumentos, coleccionables y más cosas disponibles para que compres como souvenir.

Reserva aquí tu hotel en Nueva York.

 

La cultura salvadoreña y centroamericana de Los Ángeles

Making pupusas

LA es hogar de una gran cantidad de centroamericanos, incluso de la comunidad más grande de salvadoreños en Estados Unidos. Comienza tu aventura en el centro de Los Ángeles, con las delicias de Sarita’s Pupuseria, dentro de Gran Central Market. Justo afuera del mercado, los niños disfrutarán un breve paseo con costo de 1 USD en Angel’s Flight, un funicular inaugurado en 1901. Después, entra a La Liberia, con ejemplares en español para jóvenes lectores, como libros para niños, novelas gráficas, cómics y más. Continúa tu paseo en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, donde hay mucho arte centroamericano en su colección permanente, o por Los Angeles Contemporary Exhibitions, un espacio artístico sin fines de lucro en el cual se encuentran trabajos de artistas latinos como la salvadoreña Beatriz Cortés. También puedes ir a El Salvador Community Corridor, hogar de muchos emprendimientos salvadoreños, tales como el famosísimo Conchitas Restaurant, en donde puedes ordenar platillos tradicionales como plátanos con crema y frijoles, salpicón y, desde luego, pupusas hechas a mano. Mantén los ojos bien abiertos para apreciar el arte callejero del área y, si te queda tiempo, puedes ir a Salvadoran Street Food Market, en Two Guys Plaza. De igual forma, está el Guatemalan Night Market, el cual se pone cada noche en el barrio Westlake, donde los aromas de la carne asada, las garnachas y las dobladas, entre otras comidas, conquistan los sentidos de toda la familia. Para cerrar con broche de oro, el postre perfecto está en la Panadería El Salvador.

Reserva aquí tu hotel en Los Ángeles.

 

Cultura cubana en Miami

Little Havana | Flickr CC: Prayitnophotography

Después de La Habana y otras ciudades de Cuba, no hay mejor lugar que Miami para adentrarse en la cultura de este hermoso país caribeño. La parada obligatoria es la Pequeña Habana, un barrio donde abundan las esculturas coloridas de gallos que fascinan, sobre todo, a los niños. Toma un café acompañado por un pastelito en cualquiera de las encantadoras cafeterías exprés (que te atienden desde una ventanilla) de la zona, incluyendo la famosísima Versailles. Después, camina por el Paseo de la Fama de la Calle 8, donde hay estrellas y murales de celebridades cubanas destacadas. Pasa por Domino Park, donde muchos cubanos juegan dominó todos los días, y después ve al Museo y centro de artes escénicas Cubaocho para sumergirte en el arte cubano, escuchar música en vivo y, por qué no, tomar un poco de ron. ¿Con ganas de conocer más sobre el arte y la historia? Entonces, incluye en tu itinerario el Museo de arte Pérez, con una impresionante colección de arte latinoamericano y caribeño, así como el Museo de historia de Miami, ideal para ir en familia y adentrarse en el pasado de Miami (con todo y sus tintes latinos). Finalmente, refréscate en El Palacio de los Jugos y acompaña tu bebida tropical recién hecha con los favoritos de la gastronomía cubana, como las medias noches, el fufu y las yucas fritas.

Reserva aquí tu hotel en Miami.

 

Cultura mexicana en Chicago

Si bien la mayoría de los barrios de Chicago tienen una fuerte presencia latina, puedes encontrar muchas de las principales atracciones culturales mexicanas en dos zonas cerca de la parte sur: Little Village y Pilsen. Ambas se encuentran a solo minutos del centro y puedes llegar a ellas en los trenes CTA. Pilsen es la mejor puerta de entrada al lado mexicano de la ciudad y la mejor prueba es el Museo Nacional de Arte Mexicano, que es de acceso gratuito. Aquí verás más de 11,000 piezas hechas por artistas mexicanos y mexicano-estadounidenses. Entre sus exposiciones pasadas se encuentran las de Frida Kahlo, así como la formidable colección de arte chicano de Cheech Marin. Esta zona de la ciudad también tiene varios murales, muchos de ellos situados en 16th Street. La mejor forma de conocerlos es con el tour “Walk Pilsen”, organizado por Chicago Architecture Center. ¿Con hambre? La calle principal del barrio, 18th Street, tiene varias opciones para comer. Nuestras favoritas son Carnitas Uruapan, obvio por sus carnitas, y  5 Rabanitos, conocido por sus ingredientes frescos y sus combos con sabores interesantes. Si vienes en verano, asiste a la Fiesta del Sol, un evento callejero masivo y apto para todas las edades con comida, música en vivo, juegos mecánicos y más.

Reserva aquí tu hotel en Chicago.

 

México

boats in Xochomilco

Empieza tu viaje por este país en su capital, la Ciudad de México, construida sobre la que solía ser el epicentro de la cultura azteca: Tenochtitlán. Visita el Museo Nacional de Antropología y continúa tu recorrido por Teotihuacán para ver estas majestuosas pirámides con tus propios ojos. Empápate de cultura en La Casa Azul, donde la reconocida pintora Frida Kahlo vivió gran parte de su vida, así como en el Museo de Arte Popular. Vive la experiencia de pasear a bordo de una trajinera en Xochimilco. Si viajas en las fechas indicadas, asiste a uno de los grandes festejos nacionales, como el Día de Muertos o La Guelaguetza, para empaparte por completo de la cultura mexicana. ¿Con ganas de más? Recorre otras zonas arqueológicas, como la antigua ciudad maya Chichén Itzá, en la península de Yucatán. Para que disfrutes todavía más el momento, prueba la comida callejera, como sopes, churros y esquites, y pasa una tarde tranquila en el zócalo de un centro histórico. El más famoso es el zócalo de la Ciudad de México; sin embargo, las plazas principales de Oaxaca, Guanajuato y otras ciudades coloniales son simplemente hermosas. Si tienes suerte, podrías escuchar música de mariachi en vivo y artistas callejeros. También puedes caminar en un malecón en ciudades como Puerto Vallarta para conocer mejor la cultura local. Desde luego, recorre un mercado y conoce más de cerca cómo es la vida diaria de México. Dos opciones son el mercado Lucas de Galvez, en Mérida, o el mercado San Juan de Dios, en Guadalajara.

Reserva aquí tu hotel en Ciudad de México.

 

República Dominicana

Zona Colonial | Flickr CC: Hernan Bustelo

República Dominicana es conocida por sus playas de ensueño y lo verde de su vegetación; no obstante, hay mucho más por descubrir. Haz de Santo Domingo tu primera parada. Camina o pasea en bicicleta por la zona colonial, con varios edificios históricos, como la Basílica Catedral de Santa María La Menor y el Hospital San Nicolás de Bari (la primera catedral y el primer hospital construido por los europeos en el “Nuevo Mundo”). Guarda tiempo para ir al Museo del Hombre Dominicano, un museo de antropología que ofrece un vistazo a la historia precolombina de la isla, incluyendo una amplia colección de artefactos taínos. Si quieres conocer más de la compleja historia de este país, organiza una visita al Museo Memorial de la República Dominicana, dedicado a homenajear las dificultades y la perseverancia de los dominicanos a lo largo del año. Tu familia se enamorará de las bellezas naturales de la isla. Descubre el Parque Nacional Los Tres Ojos, con una increíble cueva de piedra caliza con un lago de agua dulce, y el Parque Nacional del Este, hogar de cientos de especies de flora y fauna, al igual que de arrecifes de coral. Come en uno de los locales para probar la deliciosa cocina dominicana, incluyendo el sancocho, el pollo guisado y el mangu, todos disponibles en El Mesón De La Cava, un sitio único donde puedes comer dentro de una caverna para cubrirte del calor de la isla. ¿Aún quieres convivir con tu familia al estilo local? Reserva un tour para adentrarte en la cultura dominicana, donde conocerás el país desde otra perspectiva.

Reserva aquí tu hotel en Santo Domingo.

 

Puerto Rico

Old San Juan

¡Hay muchas razones para visitar la llamada “Isla del Encanto”! Descubrir en familia su herencia cultural es la cereza del pastel. Puedes arrancar tu aventura en el Viejo San Juan. Toma fotos de los coloridos edificios históricos, escucha las interpretaciones de los músicos callejeros (e incluso baila si el ritmo lo amerita) y prueba los famosos piraguas (hielo raspado saborizado). Entra a la Plaza del Mercado de Santurce para descubrir los aromas y sabores de este famoso sitio. Después, prueba la gastronomía local en lugares como  ​​Trifongo Taíno. Desde luego, no pueden faltar el mofongo ni el trifongo. Continúa por el Museo de las Américas y verás de todo, desde piezas arqueológicas hasta artesanías. Si tienes ganas de ver arte moderno y contemporáneo, está el Museo de Arte de Puerto Rico, con actividades especiales para niños de todas las edades. Si llegas hasta la ciudad de Ponce, asegúrate de visitar el Parque de Bombas, una antigua estación de bomberos que ahora es un museo educativo y de entretenimiento para toda la familia. Desde luego no pueden faltar las aventuras en sitios naturales. Además de unos días en la playa (Balneario de Carolina es una gran opción y es apto para niños), hazte un favor y ve a  El Yunque National Forest, donde con un poco de suerte verás uno que otro coquí (un tipo de rana nativa de Puerto Rico). ¡Las cuevas de Puerto Rico son increíbles! Haz una parada en la Cueva del Indio, en Arecibo, y aprecia sus petroglifos precolombinos. Como último tip, pasa una noche en Puerto Mosquito, una bahía bioluminiscente que, sin duda, es parte primordial del encanto de esta isla.

Reserva aquí tu hotel en San Juan.

Priscilla Blossom

Priscilla Blossom

Priscilla Blossom

Latest posts by Priscilla Blossom (see all)

Travelocity compensates authors for their writings appearing on this site; such compensation may include travel and other costs.

Pin It on Pinterest